Noticias

| 26 de abril de 2016

Dividen en dos un penthouse en Manhattan para poder venderlo

(Bloomberg).- Al llegar a la parte superior de su nueva torre de departamentos en SoHo, el desarrollador Kevin Maloney supo que tendría un problema: no le sería posible vender el penthouse triplex de US$ 45 millones debido a la desaceleración del mercado de propiedades de lujo en Manhattan.

De modo que rompió los planos y dividió el departamento de aproximadamente 8,400 pies cuadrados (780 metros cuadrados) en dos unidades más manejables. De no haber estado casi finalizado el edificio situado en el número 10 de la calle Sullivan, lo habría dividido en tres, dijo.

“Pensamos que era demasiado caro para el mercado tal como está” Maloney, director y fundador de Property Markets Group, dijo en una entrevista. Con los cambios se crearán un departamento de 3.000 pies cuadrados en el piso 15, valuado en US$ 11 millones, y arriba de éste un dúplex de 5,400 pies cuadrados con un precio de US$ 29.5 millones, dijo Maloney.

Leer nota completa

 

Otras Noticias

Alquiler-Venta: Todo lo que debe saber antes de acceder a este mecanismo

El Fondo Mivivienda lanzará en abril un instrumento financiero para hacer más atractivo el mecanismo de alquiler con opción de compra para los desarrolladores inmobiliarios, pero ¿qué es lo que deben saber las familias antes de buscar una vivienda bajo estos términos?

Lanzan convocatoria para participar en el Programa Techo Propio que otorgará hasta 20,000 bonos familiares

El Gobierno convocó a la población a nivel nacional a participar en la primera convocatoria del Programa Techo Propio para este año en la modalidad de Aplicación de Construcción en Sitio Propio, para el otorgamiento de hasta 20,000 Bonos Familiares Habitacionales (BFH).

Dividen en dos un penthouse en Manhattan para poder venderlo

Al llegar a la parte superior de su nueva torre de departamentos en SoHo, el desarrollador Kevin Maloney supo que tendría un problema: no le sería posible vender el penthouse triplex de US$ 45 millones debido a la desaceleración del mercado de propiedades de lujo en Manhattan.